Cada año se organizan varios retiros de Emaús para hombres y mujeres de 18 años en adelante, actualmente los hacemos en el Santuario Santa María Madre de Guayaquil.

Un encuentro muy íntimo y personal con el Amor misericordioso de Dios. He sido testigo directo de cómo cientos de personas, muchas de ellos amigos míos con el corazón muy duro y llenos de heridas y sufrimientos, y que han participado en los retiros han salido con una fe más firme, liberados de los miedos que atenazaban su vida, con una esperanza renovada, con una sanación espiritual de su corazón y, sobre todo, con muchas heridas sanadas y mucho amor en su interior. ¡Y con la necesidad de contarlo porque lo que se vive en Emaús perdura en el corazón del participante durante mucho tiempo!

Leave a comment